día 27

Si pudiera pintar un instante perfecto y congelarlo en una gota de ámbar. Si de alguna forma mágica ese momento se pudiera ver a través de los años, de las pérdidas, de las catástrofes,  de los hundimientos. Uno de los que elegiría sería el momento que encontré el “lema de Vida “ de Martina. Esto es algo que he regalado solo cuatro veces en mi vida, y es una frase en la que apoyarse y orientarse. Un deseo de amor y un faro de futuro.

Es un escrito del pasado , por eso esta en presente.

“Recién operada, a punto de salir de una convalecencia, después de haberme quitado algo que me causaba mucho mal, dos años de personita me miran, dos rayas profundas pero infinitas… su pequeña cabeza apoyada en mi pecho. No habla pero todo lo dice con su piel.  ¡Cuanto ha vivido en sus  24 meses!. Ya me reconoce como su madre, ya sabe que siempre estaré a su lado de una u otra forma.

Yo le llamo Princesa, así me llamaba mi padre cuando estaba cariñoso y nadie me lo volvió a llamar desde que el abuelo se fue, hasta que un pirata disfrazado de escritor recupero ese estatus para mi , me decía que entraba en los lugares como envuelta en un halo de oro y que la gente se volvía a mirarme. Pero cuando ves a una verdadera princesa, la reconoces al instante, yo solo era un pálido reflejo de esa luz que despedía el pequeño ser que me miraba desde su sabiduría  milenaria.

 Las princesas tienen la piel dorada como un atardecer en Oriente y sus ojos son alargados como la estela de un cometa.

Las princesas andan como si el suelo del mundo estuviera lleno de flores y con su sonrisa iluminan la vida

La princesa Serpiente (ella nació en Enero del 2002 cuando aún reina el horóscopo chino de la Serpiente, no queriendo entregar la corona  al caballo que en ese año capicúa empezaba en Febrero) lleva en sí la tradición de los dos mundos.

Como Amaterasu la diosa del Sol, es capaz de colorear el universo. Como Atenea, es justa y guerrera , como Chalchiuhtlicue  gobierna el agua al igual que Yemanya  el mar,  como Bastet cuida de la armonía y la felicidad

Como  Renenutet  da suerte. Tiene que , como Sao-Tsing-Niang Divinidad de las Nubes, la tarea de esparcir por el cielo las nubes portadoras de lluvia y de hacerlas regresar en los períodos de gran sequía, barriendo del cielo a Tien Mu, madre de los relámpagos. Debe de convertirse en el pececillo Matsya, como Vishnu, la primera vez que vino al mundo y sujetar la tierra con sus manos apoyadas en el este y los pies en el oeste.

Grandes tareas  para esta pequeña princesa, pero con el Unicornio, que creó para ella la diosa celta de los bosques, Epona, puede ayudar al resto de los seres vivos, iluminando con su resplandor los caminos y los senderos de los bosques ya que ella y el unicornio, son puros de corazón”

En ese instante precioso.. preciso.. fue cuando supe todo eso de Martina y  le regalé su lema de Vida , grabándoselo en un disco de plata.

 

“QUE TU VIDA SEA COMO EL CUERNO DEL UNICORNIO
QUE LIMPIA TODO LO QUE TOCA

Sin título 2

Un pensamiento en “día 27

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s