día 32

 En China la leyenda de Las Carpas Saltando por Encima de la Puerta del Dragón es, desde tiempos inmemoriales, transmitida de generación en generación.

Ella cuenta que los ancestros de la carpa que vemos hoy en día vivieron alguna vez en el mar de China Oriental y que todos los años en el mes de marzo, cuando los melocotones están en flor, se derriten como vetas de plata las nieves del curso superior del río Amarillo, y el río, de pronto, crece y corre caudalosamente, las carpas del mar de China Oriental nadaban en grupos contra la corriente y se reunían delante de la Puerta del Dragón para participar en la gran competencia organizada por el Emperador de Jade (divinidad soberana del taoísmo). El momento central de esta competencia

era cuando todas las carpas intentaban saltar por encima de la Puerta del Dragón.

 Como era temporada de crecidas, el río corría vertiginoso levantando olas altas como montañas. Y las carpas que lograban saltar por encima de esa puerta, por gracia del Emperador de Jade, se convertían en hermosos y flamigeros dragones. Las que fracasaban, que eran las más,regresaban al mar de China Oriental para durante todo el año prepararse para las nuevas competencias del próximo mes de marzo.

                                                                     Texto de Wang Xiuying

Era el año 77 y los trece años nos empujaban con fuerza: a las chicas el pecho, a los chicos la incipiente barba (u otras cosas)  éramos  carpas que estábamos intentando saltar nuestra particular “puerta del Dragón” ,  superar el octavo curso de EGB y poder entrar al Instituto…y no solo eso , lo más importante era el difícil camino  de dejar atrás la niñez  para iniciarnos  a ser adultos.

Antonio Hermosilla, un profesor del colegio, se convirtió en el agitador de nuestro río interior, levantando olas tan grandes que  muchos de nosotros pudimos saltar la puerta y transformarnos.

Hace ya… ¿casi 4 años?, nos reencontramos  por obra y gracia del Facebook . Habían pasado tantos años y tanta vida que éramos muy diferentes, pero algo nos unía y empezamos una relación de amistad y apoyo que se confirma día a día.  Nos reconocimos y les dije algo que ellos no sabían, y que yo podía ver: que eran dragones.

Y así nos llamamos. Y cada día sé que alguien me dirá buenos días aunque este sola, que no me faltaran mis buenas noches. Que si estoy atrapada en una noche de tormenta en medio de un camping, sola con mi hija  y tengo mucho  miedo, alguien estará al otro lado del teléfono para animarme. Que nos reimos juntos y que también a veces nos enfadamos, o mejor dicho, nos refunfuñamos. Que puedo insultar a un director de escena si me hace la vida imposible y saber que mis dragones me apoyan. O discutir con mi pareja o dolerme algo de mi hija.

Somos dragones y habitamos en la Republica de Rotunda,( pero esto último ya lo explicaré en otra ocasión)

Dragon_calligraphy1

5 pensamientos en “día 32

  1. Gracias Mar, me alegra haber contribuido con un granito de arena luminoso e importante, a vuestras vidas y que sean buenas, prosperas y alegres en el pasado, presente y futuro.
    Me parece genial que los dragones estáis tan bien conectados, no tenia ni idea, felicidades a tod@s.
    Tanto es así que un alumno nuevo Mariano, que es de otra clase que estuvo el otro día en la expo Muchachas me llamo ayer y se va abriendo el panorama de mis ex-alumn@s.
    Es estupendo. Nos vemos cuando se pueda.
    Besos y abrazos. Antonio Hermosilla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s